viernes, 11 de diciembre de 2009

EL PARTO


Te siento rebullir en mis entrañas
noto tus pies golpeando mis caderas
te oigo crecer y huelo hasta tu aliento,
te hablo en silencio, me escuchas, me consuelas.


¿Quién te engendró y te sembró en mi alma?
¿Qué acto de amor me penetró tan hondo?
bebes mi sangre y yo bebo tus sueños
quieres nacer y yo sufro en silencio.


Y poco a poco me vas tomando forma
yo te alimento con risas y sollozos
cuento las horas y espero los dolores
rompes mis aguas y yo en ellas me ahogo


Y de repente me estallas en el vientre
tomo la pluma, y me dilato el alma
cierro los ojos y apretó hasta el aullido
muerdo el silencio y sangro cataratas


ya no soy yo, me tomas, me posees
hablas por mi , escribes por mis manos
quiero gritar y apenas gemir puedo
todo mi ser estalla en este parto


Y de repente te tengo entre mis brazos
te oigo llorar,  desnudo  en la cuartilla
te doy calor, te limpio con la lengua
¡ya estás aquí ¡, ya todo se me olvida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

como siempre me emocionas, no he tenido oprotunidad de ser madre y no sé si la vida me va a dar esa oportunidad pero es algo que me gustaría disfrutar es la ilusión de mis vida que no he tenido oportunidad, pero en fin tengo lso hijos de mis amigos y de mi hermano para quererlos y amarlos, algún día quizás pueda abrazar y besar al mio

JUANMAROMO dijo...

Estoy seguro de ello, los mereces, y ellos te merecerán a tí. besos